Testimonios >

Los pacientes comparten sus historias acerca de los reemplazos articulares
  • Francisco “Pancho” Campilongo

    “Hace 18 años de mi operación y no necesité
    otra cirugía”

    “Me retiré de la actividad profesional, como contador público, y cuando logré tiempo para dedicarme a la jardinería o a salir con Zulema, tan sólo estar de pie o caminar lo necesario se hizo doloroso y difícil. Consulté a un especialista y me recomendó un reemplazo articular por diagnóstico de artrosis. No perdí tiempo. Me sometí a un reemplazo total de cadera, cementada.” La idea de la cirugía no representó un problema para Francisco ya que había sido intervenido en otras oportunidades. Convivir con el dolor no era una opción, menos a la hora de disfrutar de su retiro.

    “Siguiendo las instrucciones dadas, día a día experimenté la mejora de mi movilidad. Me comprometí con la terapia de recuperación y adopté los procedimientos y ejercicios que el equipo profesional me recomendó, no sólo como medio para lograr una recuperación más rápida sino como conducta para el cuidado de mi salud post- implantado” Haberse informado de los cuidados relativos, posibles complicaciones, y otros temas inherentes a su cirugía, le sirvieron a Pancho para asumir un rol más dinámico y activo sobre su salud.
    “Hace 18 años de mi operación y no necesité otra cirugía. Salir con Zulema y cuidar mi jardín siguen siendo actividades que disfruto, obviamente a un paso más lento que hace 20 años….pero 86 años, no son pocos….”


    Estos resultados son específicos para este individuo solamente. Los niveles de actividad individuales después de la cirugía varían dependiendo de varios factores tales como edad, peso y nivel de actividad anterior. Consulte a un médico para obtener información completa con respecto a ventajas, riesgos y resultados posibles.

PACIENTES